MANTENIMIENTO DE INSTALACIONES Y APARATOS DE GAS. NUEVO PLAZO PARA EL CONTROL PERIÓDICO DE LAS INSTALACIONES DE GAS: CINCO AÑOS

El nuevo reglamento de distribución y utilización de combustibles gaseosos y sus instrucciones técnicas modifica las obligaciones de los usuarios de gas, de las compañías suministradoras y de las empresas instaladoras. Además, el régimen de control de seguridad se simplifica. En concreto, la inspección periódica se realizará por la compañía de gas cada cinco años y no cada cuatro como establecía la normativa anterior. La revisión obligatoria también deberá hacerse cada cinco años, a cargo del propio usuario, pero sólo en las instalaciones no conectadas a redes de distribución.

En relación al mantenimiento de las instalaciones, los titulares o en su defecto, los usuarios, estarán obligados al mantenimiento y buen uso de las mismas y de los aparatos de gas acoplados, siguiendo los criterios técnicos establecidos en las instrucciones técnicas correspondientes, de forma que se hallen permanentemente en disposición de servicio con el nivel de seguridad adecuado. De la misma forma, los usuarios deberán atender las recomendaciones que, en orden a la seguridad, les sean comunicadas por el suministrador, el distribuidor y la empresa fabricante de los aparatos mediante el libro de instrucciones que acompaña al aparato de gas.

En cuanto al control periódico de las instalaciones. El nuevo reglamento establece que las instalaciones de gas estarán sometidas a un control periódico. Cuando el control periódico se realice sobre instalaciones receptoras alimentadas desde redes de distribución (gas natural o gases licuados de petróleo, GLP), se denominará “inspección periódica”. En cualquier otro caso, es decir, cuando se trate de instalaciones de gas no conectadas a redes de distribución, se denominará “revisión periódica”.

De esta manera el control periódico de las instalaciones queda configurado así:

INSPECCIONES PERIÓDICAS:

La compañía de gas comunicará a los usuarios, con una antelación mínima de cinco días, la fecha de la visita de inspección.
Se efectúa cada cinco años y debe ser realizadas por el distribuidor (compañía de gas), utilizando medios propios o ajenos.
La inspección no es gratuita por lo que los usuarios de las instalaciones abonarán el importe derivado de la inspección al distribuidor. El coste viene establecido de forma reglamentaria.
La inspección consistirá básicamente en la comprobación de la estanqueidad de la instalación receptora y la verificación del buen estado de la conservación de la misma, la combustión higiénica de los aparatos y la correcta evacuación de los productos de combustión.
Cuando la visita de inspección arroje un resultado favorable, se cumplimentará y entregará al usuario un certificado de inspección. En el caso de que se detecten anomalías, se cumplimentará y entregará al usuario un informe de anomalías que deberán ser corregidas por el usuario.
En el caso de que se detecte una anomalía principal, si ésta no puede ser corregida en el mismo momento, se deberá interrumpir el suministro de gas y se precintará la parte de la instalación pertinente o el aparato afectado, según proceda. Las faltas de estanqueidad consideradas anomalías secundarias se dará un plazo de quince días naturales para su corrección.
La compañía de gas debe informar a los usuarios, cada dos años, sobre las recomendaciones para un buen uso de sus instalaciones de gas.

REVISIONES PERIÓDICAS:

Estos son controles que se realizan en todas aquellas instalaciones que no estén conectadas a redes de distribución, tienen la periodicidad de cinco años y no la hace la empresa de gas, sino que es obligación del titular de la instalación, o en su defecto, del usuario, para la cual deberá solicitar los servicios de una empresa instaladora de gas autorizada.

CONSEJOS ÚTILES:

- El usuario debe asegurarse de que la empresa que se persona en el domicilio para realizar la inspección ha sido enviada y actúa por cuenta de la empresa suministradora. Para ello, recordemos que la compañía de gas comunicará a los usuarios, con una antelación mínima de cinco días, la fecha de la visita de inspección.
- En caso de duda, lo mejor es ponerse en contacto telefónico con la empresa de gas y verificar que está haciendo la inspección.
- Exigir la correspondiente factura.