EL COMERCIO ELECTRÓNICO : LOS CONTRATOS ELECTRÓNICOS

QUÉ ES UN CONTRATO ELECTRÓNICO? Un contrato electrónico es aquel que se formaliza a distancia utilizando medios telemáticos ( por ejemplo un contrato formalizado a través de internet). 

INFORMACIÓN PREVIA AL CONTRATO: El consumidor tiene derecho antes de formalizar el contrato a obtener información escrita de las características esenciales del bien o servicio, 
  • Gastos de transporte, 
  • Plazos de entrega y transporte, 
  • Plazo de vigencia de la oferta, 
  • Duración mínima del contrato, 
  • Formas de pago, 
  • Procedimientos extrajudiciales de resolución de conflictos 
  • Dirección del operador donde el consumidor pueda presentar sus reclamaciones, entre otros datos. 
  • Trámites que deben seguirse para celebrar el contrato. 
CONFIRMACIÓN DEL CONTRATO: Celebrado el contrato, el empresario deberá enviar al consumidor inmediatamente y, a más tardar, en el momento de la entrega de la cosa o comienzo de la ejecución del contrato, justificación por escrito o, a propuesta del mismo, en cualquier otro soporte duradero adecuado al medio de comunicación empleado y en su propio idioma o en el utilizado por el para hacer la oferta, relativa a la contratación efectuada donde deberán constar todos los términos de la misma. 

DERECHO DE DESISTIMIENTO: En este tipo de contratos, el consumidor tiene reconocido el derecho a dejar sin efecto el contrato celebrado, notificándoselo así a la otra parte contratante en el plazo de al menos CATORCE días hábiles, sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización de ninguna clase. El ejercicio del derecho a que se refiere este apartado no estará sujeto a formalidad alguna, bastando que se acredite, en cualquier forma admitida en derecho (por ejemplo, mediante el envío de un burofax con acuse de recibo y certificación de texto). 

LUGAR DE CELEBRACIÓN DEL CONTRATO; Los contratos celebrados por vía electrónica en los que intervenga como parte un consumidor se presumirán celebrados en el lugar en que éste tenga su residencia habitual. 








DATOS QUE SE DEBEN INCLUIR EN EL CONTRATO DE COMERCIO ELECTRÓNICO

En múltiples ocasiones nos llegan al navegar a través de internet propuestas de contratación de servicios o compras de bienes a través de la red, la ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, regula las obligaciones de los de los prestadores de servicios a través de la red, estableciéndose la obligación de incluir una serie de contenidos mínimos que tienen que insertarse en las páginas que los ofrecen :
- Su nombre o denominación social; su residencia o domicilio o, en su defecto, la dirección de uno de sus establecimientos permanentes en España; su dirección de correo electrónico y cualquier otro dato que permita establecer con él una comunicación directa y efectiva.
- Los datos de su inscripción en el Registro Mercantil en el que, en su caso, se encuentren inscritos o de aquel otro registro público en el que lo estuvieran para la adquisición de personalidad jurídica o a los solos efectos de publicidad.
- En el caso de que su actividad estuviese sujeta a un régimen de autorización administrativa previa, los datos relativos a dicha autorización y los identificativos del órgano competente encargado de su supervisión.
- Si ejerce una profesión regulada deberá indicar además los datos relativos al Colegio profesional al que, en su caso, pertenezca y número de colegiado, el título académico oficial o profesional con el que cuente, el Estado de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo en el que se expidió dicho título y, en su caso, la correspondiente homologación o reconocimiento y las normas profesionales aplicables al ejercicio de su profesión y los medios a través de los cuales se puedan conocer, incluidos los electrónicos.
- El número de identificación fiscal que le corresponda.
- Cuando el servicio de la sociedad de la información haga referencia a precios, se facilitará información clara y exacta sobre el precio del producto o servicio, indicando si incluye o no los impuestos aplicables y, en su caso, sobre los gastos de envío o en su caso aquello que dispongan las normas de las Comunidades Autónomas con competencias en la materia.
- Los códigos de conducta a los que, en su caso, esté adherido y la manera de consultarlos electrónicamente.

A TENER EN CUENTA :   La empresa debe de poner a disposición del consumidor las condiciones generales por las que se rige la contratación de tal forma que pueda ser almacenadas por éste. Asimismo hay que tener en cuenta que los contratos vinculan al consumidor desde que concurra el consentimiento, objeto y causa de la contratación y que la oferta que nos haga la empresa vincula durante el período de tiempo de vigencia de la oferta. Por otra parte, la forma más habitual de confirmar el consentimiento sería por los mismos medios utilizados para la oferta, es decir podría ser por medio de correo electrónico.